Blogia
Capitalismo Liberal

ECONOMÍA SOCIALISTA: EL PROBLEMA DE LOS INCENTIVOS [3]

El segundo problema del socialismo es la falta de incentivos de los agentes que operan en la economía socialista.

Olvidemonos de cualquier tipo de prejuicio ideológico: si tu salario siempre va a ser 100 trabajes mucho o trabajes poco, ¿para que vas a esforzarte en hacer más de lo mínimo imprescindible para que el "coordinador" de la fábrica de turno no te abra un expediente?

La igualdad decretada tiene este importante problema: como los agentes no se verán recompensados aunque se esfuercen, harán lo más lógico, no esforzarse.

Esta falta de incentivos tiende provoca que en la economía socialista se produzca lo que se suele llamar "efecto trinquete": Imaginemos que ahora asumimos el papel de un trabajador soviético; si un mes produces una mayor cantidad de productos, el "coordinador" de tu fábrica considerará que tu productividad ha aumentado y te recompensará exigiendote por lo menos el mismo nivel de rendimiento que habías alcanzado el mes anterior, y ay de ti si no cumples los objetivos!! . Como esto lo saben los trabajadores de esta economía, si realmente aumenta su productividad, trabajarán menos o más despacio para que no les sea asignado en posteriores periodos unos objetivos de producción superiores. Y esto no solo lo harán los trabajadores, sino que también lo harán los coordinadores de las fábricas para que la Administración no les recompense con mayores exigencias productivas!!

Por tanto, no solo NO hay un incentivo a trabajar más sino que hay un fuerte incentivo a hacer mal o de forma lenta los trabajos desde el principio, para que la siempre bienpensada administración piense que ese es el máximo rendimiento de esa fábrica.

Este importante problema provoca que la producción en una economía socialista sea ineficiente hasta extremos ridículos, produzca productos de ínfima calidad, y no dé todo el potencial que podría dar (la economía socialista no podrá situarse nunca en su frontera de posibilidades de producción ).

Y como la otra cara de la producción es la renta, los trabajadores socialistas, debido a su propia ineficiencia no podrán disfrutar de altos salarios, aunque el siempre bienintencionado planificador lo desee con todo su corazón

Pero, ¿la inexistencia de incentivos hace inviable el sistema de planificiación central?

Hombre, no pero el inherente despilfarro de los recursos (siempre escasos ) de la economía socialista provocará unos niveles de vida y unos sueldos bastante bajos.

Seguir el debate en el foro:

http://miarroba.com/foros/ver.php?foroid=718626&temaid=4369761&marcar=socialista

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rupertp -

Pero resulta que se olvida el libre mercado y se crean oligopolios capitalistas quienes no incrementan los salarios ni pagan por mayor producción a los trabajadores, porque saben que al ser oligopolios no hay competencia en la adquisición de trabajadores
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres